article

Retinopatía Diabética, vigilancia y seguimiento para prevenir la ceguera

Lo que debemos saber sobre el especialista de retinopatía diabética en Mérida

La diabetes es un padecimiento crónico que se ha extendido entre la población, cifras de la Organización Mundial de la Salud revelan que más de 420 millones de personas en el mundo sufren diabetes. Aunque son muchas las causas de esta enfermedad, se ha determinado que un factor clave es la obesidad y la falta de activación física que padece la población. La diabetes es una de las principales causas de mortalidad. En México, se estima que 4 millones de personas padecen esta enfermedad.

Existen dos tipos de diabetes, diabetes tipo 1 que se desarrolla por la falta de producción de insulina en el organismo y la diabetes tipo 2, que se debe a que el cuerpo no utiliza eficazmente la insulina. El riesgo de padecer diabetes tipo 2 puede prevenirse con una dieta balanceada, ejercicio físico y el mantenimiento de un peso adecuado. A mayor tiempo de padecer diabetes de cualquier tipo, es mayor el riesgo de que se presenten complicaciones, cómo lo son insuficiencia renal, amputaciones y ceguera.

La diabetes y los ojos

Mientras más tiempo tenga una persona de padecer diabetes, es mayor el riesgo de desarrollar Retinopatía diabética. Los estudios nos reportan que alrededor de un 80 % de los diabéticos, presentan algún grado de retinopatía después de diez a 15 años de padecerla, lo que ocasiona pérdida severa de la visión o, incluso, ceguera.

La diabetes ocasiona que se deterioren los vasos sanguíneos que irrigan la retina, haciendo que presenten salida o fuga de líquido o sangre, y que se formen nuevos vasos frágiles que, al romperse, ocasionen hemorragias. También se forma tejido fibroso, que ocasiona tracción sobre la retina pudiendo desprenderla. Todo esto se traduce en distorsión y pérdida de la visión. Otra complicación de la diabetes es el edema macular, cuando el líquido que se escapa de los vasos dañados se acumula en el centro de la retina o mácula, la visión que usamos para leer o ver detalles, se vuelve más difícil.

Nuestro especialista de retinopatía diabética en Mérida nos señala que es muy importante que en el momento que una persona tiene el diagnóstico de padecer diabetes, acuda al oftalmólogo, por lo menos, una vez al año, la vigilancia periódica de la retina que un oftalmólogo realice puede ser la clave para detectar el desarrollo temprano de la Retinopatía diabética y disminuir el riesgo de complicaciones y conservar la visión del paciente. Cuando la enfermedad inicia puede no manifestar síntomas, por lo que solo mediante una valoración podría detectarse su presencia. Cuando la enfermedad se agrava, aparecen los diferentes síntomas, que pueden ser:  notar manchas en la visión o presentar visión distorsionada e, incluso, pérdida de la visión.

RetimediQ © 2023 | Facebook