¿Cuándo el dolor ocular representa una emergencia médica?

 In blog, dolor ocular

El dolor ocular y alrededor del ojo puede ser causado por muchos factores, algunos no se relacionan con los ojos, otros son provocados por problemas vasculares y otros más son causa de una lesión ocular, pero la mayoría de las veces resulta difícil saber por qué tienen dolor en uno o ambos ojos, puesto que el grado de dolor ocular no indica el nivel de la gravedad de la causa subyacente, por lo que es difícil determinar si se trata de una emergencia o algo pasajero.

Por dar un ejemplo, un problema leve como una abrasión superficial de la córnea puede ser muy doloroso, por el contrario, un trastorno muy grave como las cataratas, la degeneración macular, el desprendimiento de retina o enfermedades oculares por diabetes, no suelen causar absolutamente ningún dolor.

Lo anterior se debe a que la córnea es uno de los tejidos más sensibles del cuerpo. De hecho, la densidad de los nervios sensoriales que se encuentran en la córnea puede ser hasta 500 veces mayor que la piel. Su alta sensibilidad es muy útil, ya que se trata de la primera línea de defensa contra lesiones del ojo, provocadas por objetos externos. Si algo irrita la superficie anterior de los ojos, ustedes lo notarán rápidamente y puede haber mucho dolor, incluso, como mencionamos, si es una lesión muy leve.

El dolor ocular puede producir diversas sensaciones y síntomas, que es donde debe prestarse mayor atención, puesto que el poder describirlos al oftalmólogo de manera precisa puede ayudarlos a descubrir qué causa la incomodidad. Entre los síntomas se incluyen sensaciones agudas o punzantes, sensaciones de ardor, pulsaciones, dolor sordo o que tengan la sensación de un cuerpo extraño en el ojo. Con frecuencia, el dolor también va acompañado de síntomas como la visión borrosa, ojos rojos y sensibilidad a la luz.

Las causas más comunes del dolor en los ojos se pueden determinar en función de la ubicación del dolor y el tipo de incomodidad que genera. El dolor no es normal, así que no deben ignorarlo, y el conocer los tipos de dolores les ayudará a determinar si es una emergencia que requiere atención inmediata o pueden esperar un par de horas para ser atendidos. Si el dolor es en el interior de los ojos o a su alrededor y aparece de manera repentina, lo mejor es acudir con un profesional para descartar cualquier problema subyacente.

Cuando el dolor los hace sentir que hay algo dentro del ojo, por lo regular es causado por irritación o inflamación en la superficie anterior del ojo. Las causas más comunes de esta sensación puede ser la presencia de un cuerpo extraño sobre la córnea, entre los más comunes pueden ser virutas de metal, arenilla inorgánica, aserrín u otros materiales orgánicos, puede variar la incomodidad dependiendo el material y puede provocar visión borrosa y la sensibilidad a la luz. Los cuerpos extraños requieren de atención urgente por parte de un oftalmólogo, ya que pueden provocar una infección ocular grave.

Otra causa es la abrasión de la córnea. En la mayoría de los casos no son graves, pero pueden ser muy incómodas y causan sensibilidad a la luz y ojos llorosos. En general los rasguños corneales, si son superficiales, pueden curarse solos en un transcurso de 24 horas. Sin embargo, las abrasiones que son más profundas pueden llevar a una infección ocular grave, e incluso a generar una úlcera corneal si no son tratados.

Debido a que en la mayoría de las ocasiones es imposible determinar si el rasguño es leve o grave, basándose en el dolor ocular, se recomienda visitar lo más pronto posible a un profesional, frente a cualquier incomodidad en el ojo que no se resuelva rápidamente para detectar la causa que lo provoca.

Otra causa común de dolor en el ojo es la sequedad ocular. Las incomodidades por esta causa suelen comenzar lenta y gradualmente, contrario a las dos causas anteriores, donde el dolor aparece rápidamente. La sequedad ocular puede llevar a una abrasión corneal, ya que no se tienen suficientes lágrimas sobre la superficie del ojo para mantener la córnea húmeda y resbaladiza.

Otras causas menos comunes son la conjuntivitis, infecciones oculares, iritis (inflamación del iris), incomodidad con lentes de contacto, entre otras. Una causa muy grave del dolor, pero que es poco común es un trastorno conocido como endoftalmitis, que consiste en una inflamación del interior del ojo, que además de provocar dolor, causa enrojecimiento, hinchazón de párpados y disminución de la visión.

Otra zona donde suele manifestarse dolor es en la parte de detrás del ojo, el cual en ocasiones se confunde con dolor de cabeza, tipo migraña. Aunque en el caso de la migraña, el dolor se ubica casi siempre por detrás de un solo ojo y habitualmente la acompaña un dolor en otra parte.

Si bien el dolor detrás del ojo es más común y se ocasiona por otros padecimientos y no constituyen una emergencia médica, si se sufre de dolor crónico o recurrente deben visitar de inmediato a un oftalmólogo o a un medico general, para que determinen dónde y por qué se genera el dolor y qué tratamiento es el más efectivo para evitar dolores posteriores.

Por último, el dolor alrededor de los ojos, el cual es el más común, por lo regular se debe a una inflamación dentro del párpado, mejor conocido cómo orzuelo. Este no requiere de atención urgente por parte de un oftalmólogo, ya que puede ser tratado con éxito en el hogar, aplicando compresas tibias en el párpado varias veces por día durante algunos días.

La blefaritis también es un problema común, que ocasiona la hinchazón de los párpados, pero tampoco suele ser una emergencia médica. De igual manera, el trabajo excesivo en una computadora puede ser causa de este tipo de dolor. Para aliviarlo lo mejor es tomar pausas cada hora del trabajo frente a una computadora y reducir el brillo de las pantallas.

En caso de tener dolor ocular identifiquen la zona donde se origina el dolor y si se considera una emergencia médica conforme a los padecimientos que hemos mencionado, determinen si deben acudir con un oftalmólogo a una revisión o pueden descartarlo como un problema grave. En caso de dudas acudan de inmediato con un especialista, puesto que un padecimiento no tratado podría llevar a un dolor en aumento, a un daño en el ojo y a una pérdida de visión permanente.

En caso de ser un problema grave pueden acudir con los especialistas de RetimediQ. Somos un centro diseñado para brindarles atención en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oculares, con instalaciones de primer nivel y personal altamente calificado. Ofrecemos servicios de oftalmología general, cirugía de catarata, manejo de glaucoma, cirugía de párpados, entre otros tratamientos para los padecimientos oftalmológicos. Si tienen dolor ocular o cualquier otro padecimiento en los ojos, pueden agendar una cita con nosotros vía telefónica, por correo electrónico o acudan a nuestra clínica, donde uno de nuestros especialistas los atenderá.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.