¿Qué hacer en caso de presentar dolor ocular?

 In blog, dolor ocular

Cuando una persona sufre de dolor ocular, no hablamos de un tema sencillo que se pueda diagnosticar al momento e indicar un tratamiento con facilidad, debido a que puede haber un sinfín de razones que lo provoquen. Un problema relativamente leve   como una abrasión superficial de la córnea, puede ser un problema que se presenta con un dolor muy intenso; sin embargo al hablar de diferentes trastornos oculares graves, como cataratas, glaucoma de ángulo abierto y las complicaciones  oculares producidas por la diabetes, no causan dolor alguno.

La alta sensibilidad con la que están diseñadas nuestras córneas tiene un motivo especial, que sirve de defensa y aviso contra las lesiones externas oculares. La córnea es uno de los tejidos más sensibles de nuestro organismo, teniendo la mayor densidad de terminaciones nerviosas por mm2, incluso es cien veces más sensible que la conjuntiva, su vecino inmediato. He ahí la razón por la que una simple pestaña que se ha incrustado en el ojo o cualquier basurita que cae en la superficie de la córnea, provoca grandes irritaciones y molestia al instante.

Cuando se padece de dolor en los ojos es de suma importancia acudir con el médico especialista, ya que solo un profesional, como los oftalmólogos de Retimediq, pueden determinar la causa exacta de la molestia en los ojos y siempre será de utilidad poner atención a los síntomas que acompañan al dolor, ubicando el lugar de la molestia, ya sea que el dolor se presentó repentinamente y la molestia se sienta en el interior del ojo o alrededor y que vaya acompañado de sensación aguda o punzante, sensación de ardor, pulsaciones, sensación de cuerpo extraño, visión borrosa, ojos rojos o sensibilidad a la luz. En cualquier caso la visita al profesional siempre servirá para evitar problemas subyacentes.

Entre las causas más comunes de esta molestia ocular que se puede presentar en la superficie externa y que puede ser detectada y tratada por el especialista, encontramos las siguientes:

  • Cuerpo extraño corneal: Los cuerpos extraños superficiales suelen ser muy molestos y pueden adherirse a la córnea o a la conjuntiva, con el constante lagrimeo, provocan enrojecimiento y sensación de arenilla en el ojo. El cuerpo extraño puede quedarse atrapado bajo el párpado superior, por lo que cada vez que se abra y cierre el ojo aumentará el dolor.
  • Abrasión de la córnea: Se trata de un rasguño o raspadura de la córnea, que es la cúpula transparente que cubre todo el iris, por ello una abrasión puede afectar la visión, sobre todo si deja una cicatriz en la córnea.
  • Sequedad ocular: La sequedad puede llegar a un grado doloroso, debido a que el organismo no produce suficiente flujo lagrimal, provocando deficiencia de la humedad natural de los ojos.

Glaucoma y molestias oculares

Una causa muy grave de dolor en los ojos es debido a un glaucoma, enfermedad que hace referencia al aumento de la presión en los ojos y que se le conoce como el ladrón furtivo de la vista. Se refiere a un grupo de enfermedades oculares que afectan el nervio óptico y pueden causar pérdida de la visión.  El término glaucoma viene del griego que significa “verde claro”, porque cuando sube la tensión, provoca que el ojo se torne grisáceo, aparentando un cambio en el color, sin embargo lo que en realidad sucede es que el ojo se endurece por la tensión que hay dentro.

El glaucoma se clasifica en glaucoma de ángulo abierto, que a pesar de ser una enfermedad crónica no presenta dolor o el tipo de glaucoma de ángulo cerrado, que se trata de un tipo de enfermedad que no es común, sin embargo cuando  presenta en forma repentina, ocasiona un cuadro llamado glaucoma agudo, con dolor ocular intenso y enrojecimiento, y representa una verdadera emergencia, ya que en pocas horas puede llevar a un daño irreversible en el  nervio óptico y llevar a la disminución visual o ceguera inclusive.  Por otro lado , el glaucoma primario de ángulo abierto es la segunda causa de ceguera en personas mayores de 40 años y es conocida por robar poco a poco nuestro campo visual, y puede manifestarse en forma silenciosa.

El glaucoma está caracterizado por subir la tensión dentro del ojo, al observar la anatomía de nuestros ojo, podremos observar que el sistema es circular como un balón y tiene un sistema de producción en el que constantemente está creando un líquido acuoso, el cual debe salir por el sistema del desagüe, sin embargo cuando el líquido acuoso no escapa por el sistema de desagüe, la tensión en el ojo sube y el nervio óptico se daña de a poco, provocando que lentamente perdamos visión. Es decir, el problema es debido a la obstrucción del desagüe, lo que provoca que suba la tensión, por lo que el nervio óptico que es el encargado de transmitir la imagen que va desde el ojo hasta el cerebro y va sufriendo daño, las fibrillas que tiene dentro van muriendo por falta de circulación y nutrición, provocando que el paciente pierda visión, porque ya no tiene fibras para transmitir la imagen al cerebro.

El paciente que tiene glaucoma es capaz de ver la televisión, leer un libro e identificar una imagen hasta las fases muy avanzadas, porque lo que se pierde es el campo visual, la percepción espacial. Uno de los síntomas es que se dejará de ver el panorama lateral, aunque el centro se sigue viendo perfectamente habrá un daño en los laterales, conocida como “visión cañón de escopeta”, debido a que se va perdiendo la visión lentamente y en muchos casos el paciente ni siquiera es consciente.

Consejos para prevenir el dolor y molestias en los ojos

A esta altura es probable que cuando sintamos dolor ocular, lo consideraremos una emergencia y visitaremos a los profesionales en Retimediq, quienes les ayudarán a descartar un problema ocular grave, pero como siempre, la prevención es la mejor medicina, por ello les compartimos algunos consejos para cuidar nuestros ojos:

  • Es muy importante dormir las horas correctas a diario (entre 6 y 8).
  • Descansar la vista durante la jornada laboral, sobre todo al trabajar frente a la computadora, se recomienda retirar la vista de la pantalla unos minutos cada hora.
  • Llevar una buena dieta rica en vegetales, vitaminas A y C, además de antioxidantes.
  • Practicar ejercicio regularmente, al menos 30 minutos al día.
  • A partir de los 40 años se deberá tomar la tensión ocular, mediante un sencillo examen que realiza el oftalmólogo.
  • Pacientes con miopía tienen un porcentaje más alto, así como aquellos que tienen antecedentes familiares.

En Retimediq les invitamos a ser proactivos con su salud visual mediante el mantenimiento y la protección de la vista, evitando lesiones en los ojos, la prevención de enfermedades comunes en los ojos y el tratamiento de los problemas a tiempo, como el dolor ocular. Desde el año 2012 conformamos un grupo de médicos encabezados por el Doctor Ermilo Sánchez Buenfil, Oftalmólogo Retinólogo. ¡Estamos para servirles!

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.